Mi pueblo

GRACIAS POR VISITAR MI BLOG

LA CASTA NAVARRA EXISTE


Emilio Pérez Martinez

Muchos han sido los avatares que la Casta Navarra ha sufrido a lo largo de su dilatada historia. Desde el Marqués de Santa Cara (primer criador en cautividad de los toros navarros), pasando por Nazario Carriquiri, que fue sin duda alguna el máximo exponente de los ganaderos de Casta Navarra, hasta los ganaderos actuales que poseen este encaste, este ganado ha perdido paulatinamente su sitio dentro de la Fiesta. La causa, la de siempre, las exigencias
de los que se ponen delante, siempre es pos de su comodidad y de restar riesgo a lo que hacen en el ruedo, lo que implica claramente devaluar el espectáculo y restar emoción a lo que acontece en el ruedo. No debemos olvidar que la Casta Navarra es una Casta o raza fundacional del toro de lidia y que gracias a unos pocos todavía podemos disfrutar de este tesoro genético.
La casi desaparición de la casta navarra de los festejos mayores de debe, como digo a los problemas que estos toros planteaban a los toreros, problemas en la mayoría de los casos difíciles de solventar. Los toros navarros se caracterizaban por su codicia, agilidad, dureza, inteligencia, en definitiva por su casta, si bien nunca los entendidos han considerado la bravura como característica principal de la casta navarra, todos coincidían en que era un animal muy encastado, listo y duro y eso siempre ha estado y está reñido con la comodidad de los toreros. Pero fundamentalmente lo que más temían y ponía en guardia a los lidiadores era la increíble velocidad para desarrollar sentido. Ya dijo el Guerra en una de sus célebres citas que prefería los zarpazos de los tigres de Veragua a los picotazos de los mosquitos navarros.
La decadencia definitiva de la Casta navarra llega con la revolución del toreo que protagoniza Belmonte. Este tipo de toro que tan duro era, que tanta movilidad tenía y que tan rápido aprendía era casi imposible para desarrollar el toreo de inmovilismo que crea Belmonte y que llega con sus lógicas evoluciones hasta nuestros días. Esa manera de torear cala tanto entre la afición que, de alguna manera, la impone para todos los toreros y la Casta Navarra cae por cuestiones lógicas, con este toro no se puede torear quieto y poco a poco el toro navarro no es solicitado por las empresas por las imposiciones y los ascos que le hacían los toreros a ese toro imposible para su torero bonito.
En el año 1868 el conde Espoz y Mina adquiere por 40.000 duros la ganadería de Nazario Carriquiri, hasta que en 1908 vende su ganado a Bernabé Cobaleda quien traslada todo el ganado navarro a pie por las cañadas reales, desde las Bardenas hasta sus tierras salmantinas de “Campocerrado”. D. Bernabé es el último ganadero con nombre y sitio en las grandes ferias que cría animales navarros, hasta que debido a los nuevos gustos taurómacos elimina todas las reses navarras, rehaciendo su ganadería con reses de otros encastes más solicitadas por los toreros. Antes de deshacerse del ganado navarro hay un ganadero riojano que compra reses navarras a D. Bernabé, estamos hablando de Nicasio Casas del cual y junto a Miguel Poyales que en 1851 adquirió ganado de Franciscos Javier
Güendoláin proceden la mayoría de las ganaderías con Casta navarra de la actualidad. A éstas procedentes de Poyales o Casas habría que sumarles las que proceden de “Ripamilán” la cual también había adquirido reses directamente de Carriquiri Sin ninguna duda si la casta navarra existe hoy se lo debemos a estos dos ganaderos, pero fundamentalmente se lo debemos a los Festejos populares. El comportamiento de la Casta Navarra es el ideal para las exigencias de los festejos populares, esos grandes olvidados dentro de la Fiesta y por eso sigue viva la Casta Navarra, gracias a ellos se siguen criando estas reses navarras tan encastadas, tan listas, tan fieras, tan bonitas y tan únicas genéticamente.
Reacciones:

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Me permito escribirles por si tienen a bien echar un vistazo al blog. Por fin, veo realizado el blog de “Casta Navarra”, no sin dedicación al estudio y contrastar datos y documentación. Ya hace poco más de año y medio, me propuse el hacer un blog referente a la Casta Navarra, desde el enfoque de escribir para informar, informar para comparar, comparar para reflexionar y reflexionar para saber y conocer con la máxima veracidad dentro de las posibilidades, de este legendario encaste, contra casi todo lo publicado, incluso escrito en tesis, dosieres, informes de asociaciones, paginas oficiales de ganaderías, asociaciones ganaderas, administrativas, municipales…, etc., pero sobre todo, por todo lo que circula por internet. Por decirlo de alguna manera, lo “copiado y pegado…”, y como es fácil de entender, la falta de información y documentación de lo copiado y pegado, se ha extendido y multiplicado en errores que no clarifican ni enfocan la verdadera historia y los orígenes de este legendario encaste fundacional.

http://casta-navarra.blogspot.com.es/