Mi pueblo

GRACIAS POR VISITAR MI BLOG

FIESTA DE LOS TOROS “LIGHT”

EN la época actual están de moda los alimentos “light”.
Yogures, refrescos, galletas, chocolates, mermeladas,
etc., para, sobre todo, cuidar la estética. Son alimentos
que tienen un sabor parecido a los productos verdaderos, pero
que tienen menos calorías. Existe la Coca-Cola normal, la “light”,
la de sin cafeína y la cero.
También ha pasado en la fiesta de los toros. Los taurinos la han
convertido en una fiesta “light”. Anuncian corridas de toros sin
toros. Han devaluado al TORO, principal protagonista del espectáculo,
por un animal inválido, falto de fuerza, casta y fiereza,
para que puedan existir ¿toreros? que no sufran cornadas durante
la temporada y puedan actuar en más de 80 festejos sin ningún
problema. Incluso ha habido “toreros” que han toreado tres
festejos en el mismo día.
Para mí, como aficionado, lo más importante es que haya emoción,
casta, fiereza e integridad. El ver un espectáculo en el que cualquier
aficionado no piense, ni por asomo, que es capaz de hacerlo
él. Seguro que el día de la corrida de Palha de la última feria de San
Isidro, no había ni dos, que se cambiaran por L. M. Encabo en su
primer toro, ejemplo de casta y fiereza de un toro integro.
Algún ejemplo claro puede ser la corrida que se celebró en
Estepona, el 17 de agosto, para celebrar los 1.000 festejos que
cumplía Rivera Ordoñez como MATADOR DE TOROS. Eran 6 becerros
asquerosos 6. Descastados, “humanizados”, sin picar, inválidos,
nobilísimos, etc. Fue lo que ¿toreó? El público salió muy contento
del espectáculo al que asistió, que poco tiene que ver con
la Fiesta de los TOROS. Incluso las anti taurinas televisiones de
Tele 5 y Castilla-La Mancha las televisaron en directo. Pero ejemplos
los hay a miles. Normalmente cada vez que se anuncia cualquier
figura o pseudofigura ocurre.
En el pasado mes de agosto, algunos aficionados fuimos a un festejo,
aunque ya sabíamos lo que íbamos a ver, en una feria del
norte. Era una excusa para viajar juntos y pasarlo bien, en la que
se incluía una entrada a la Plaza de toros que, por cierto, costaba
42 euros. Los toros anunciados no daban ninguna sensación de
riesgo, sino más bien de lástima, de pena. Toreaba uno, que al final
no pudo hacerlo por estar cogido, al que llaman “extraterrestre”,
porque en algunas ocasiones resulta corneado. Todas las figuras
de hace 30 ó 40 años recibían como poco tres o cuatro cornadas
cada año y no aguantaban mas de 8 ó 10 temporadas. Y era bastante
normal. Diego Puerta puede servirme como ejemplo. Igual
que en esta época. Una de las máximas figuras desde hace una
década ha recibido 3 ó 4 cornadas en todos esos años y ello ha
sido a partir de cambiar de apoderado, que parece ser que es gafe.
Mientras tanto, a la misma hora que se celebraba la corrida “light”
en Estepona, en Cenicientos se estaba dando una GRAN CORRIDA
DE TOROS, lidiada por tres TOREROS auténticos. La corrida
resultó poco buena e incluso el último toro, parece ser, salió con
una nube en un ojo, lo que hace ser aún más peligroso al TORO.
Pero, en realidad, esto es la fiesta de los toros. En esta feria, de 4
CORRIDAS DE TOROS, se reúnen aficionados de todos los lugares,
incluso venidos de toda Europa.
Dicen que la fiesta de los toros se va a terminar pronto. Yo, sinceramente,
pienso que lo que ocurrirá es que la fiesta degenere
en una fiesta “light”, en la que no existirá sangre, ya que no se
picarán los animales, ni existirá demasiado riesgo, ni integridad,
ni pureza, ni fiereza, ni nada de nada. Los pocos aficionados que
quedamos nos iremos a las escasas plazas en que siga existiendo
este espectáculo que se denominaba “Fiesta de los Toros” y del
que sólo nos van quedando recuerdos.
Salva
Aficionado y miembro de la
Asociación El Toro de Madrid.
Reacciones:

0 comentarios: